Saltar al contenido
Aceite de Cocos – Beneficios, propiedades y usos

¿Qué es el aceite de coco?

En nuestra página encontrarás todo lo que interesa acerca del aceite de coco. Compartiremos muchos de sus beneficios, estudios, investigaciones, recetas y noticias sobre este aceite vegetal que tanto nos aporta.

Comenzaremos por decirte que el aceite de cosco es un aceite vegetal que muchos conocen como manteca de coco. Se trata de una sustancia grasa que tiene aproximadamente 90 por ciento de ácidos saturados que son extraídos gracias al prensado de la pulpa o de la carne de cocos.

Se lo puede usar como alimento o en la cosmética. Al tener un alto contenido de grasas saturadas llega a ser muy lento para oxidarse, por eso es resistente al enranciamiento. Puede tener una duración de unos seis meses si es conservado a unos 24º sin presentar alteraciones ni deterioros.

Actualmente, son muchas las organizaciones vinculadas al cuidado de la salud que hacen en énfasis en no excederse en el consumo de aceite de coco ya que tiene altos niveles de grasa saturadas, por eso puede ser considerada como un potencial para incrementar el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Muchas investigaciones pusieron en duda esta afirmación.

Producción del aceite de cocos

Existen diferentes maneras de extraer el aceite de coco. La forma más tradicional es usando una almazara, o sea, mediante un procedimiento en seco.

Para el procedimiento en seco se requiere que la carne se extraiga y se seca mediante el uso del fuego, luz solar y hornos para crear la copra. La copra es presionada o disuelta con disolventes que produce el aceite de coco y un alto contenido de proteínas, un puré con un alto contenido de fibras. Este puré es de baja calidad para el consumo de las personas, pero se pasa por un proceso para extraer proteínas a partir de la masa.

Leer  Aceite de Coco Virgen o extra Virgen? Cómo diferenciarlos

¿Qué es el aceite de coco?

Una porción de aceite que es extraído de copra se pierde en el proceso de extracción, esto es inevitable.

Otra manera de extracción es el procedimiento húmedo. En este caso se emplea el coco crudo de manera de copra seca. La proteína en el coco genera una emulsión de aceite y agua. El paso más problemático es romper la emulsión para poder recuperar el aceite.

Antiguamente esto se solía realizar por ebullición prolongada, pero la consecuencia era que se obtenía un aceite descolorido y no era del todo económico. Actualmente, gracias a las técnicas modernas, se emplean centrifugadores y pre tratamientos combinando frio y calor, sales, ácidos, enzimas y electrólisis.

A pesar de todos los esfuerzos los expertos en la materia señalan que el proceso húmedo es menos viable que el procedimiento seco ya que ofrece un rendimiento de un 10 a 15 por ciento, incluso cuando se lo compara con las pérdidas por deterioro y las plagas con el procedimiento denominado seco.

Por otro lado, no debemos desconocer, que los procesos húmedos además requieren la inversión de equipos, incurriendo en un alto capital y costos de operación. La cosecha adecuada del coco es la que marca la diferencia en la eficacia del proceso del aceite.

Los procesadores de aceite de coco más comunes emplean hexano como disolvente para sacar hasta un 10 por ciento más aceite del que se produce con los molinos que presionan y rotan. Después se refina el aceite para quitar los ácidos grasos para reducir la susceptibilidad al enranciamiento.

Así se puede incrementar la vida útil, incluyendo el uso de copra con un contenido de humedad por debajo del 6 por ciento, así se llega a mantener la humedad del aceite por más tiempo.

Leer  Aceite de coco: sus principales propiedades

Producción del aceite de coco virgen

El aceite de coco virgen se puede producir a partir de la leche de coco fresco, carne o residuos. La producción se realiza a partir de la carne fresca, lo que genera la eliminación de la cáscara y el lavado. También puede ser extraído de la carne fresca por el rallado y el secado a un contenido de humedad cercano al 12 por ciento y después empleando una prensa manual para quietar el aceite.

Otra forma para la extracción del aceite de coco de alta calidad se realiza a través de la acción enzimática de alfa amilasa y con proteínas de pasta de coco que esté diluida. A diferencia del aceite de coco virgen el aceite de coco de alta calidad, o refinado, no tiene ni aroma ni sabor. Se emplea para cocinar en casa, preparación de alimentos comerciales, cosmética y uso farmacéutico.

Hidrogenación del aceite de coco

El aceite de coco refinado puede ser procesado que se da en un hidrogenado parcial o totalmente así se llega a incrementar su punto de fusión.

Recordemos que el punto de aceite de coco hidrogenado de fusión es de 40ºC.

Dentro del proceso de hidrogenación, las grasas instauradas se combinan con el hidrógeno en un proceso de tipo catalítico para volverlo más saturado. Tengamos presente que el aceite de coco cuenta con apenas 6 por ciento de grasas monoinsaturadas y un 2 por ciento de ácidos grasos poliinsaturados. Dentro del proceso de hidrogenación parcial algunos se convierten en ácidos transgrasos.

Califica este Post